Skip to content

El día a día

El aluminio está por todas partes. Al ser un material ligero, reciclable y muy versátil, sus áreas de aplicación son prácticamente ilimitadas y desempeña un papel importante en nuestra vida cotidiana. Si lees este texto en un ordenador o en un dispositivo de mano, estás utilizando aluminio en este mismo instante.

Aluminium tray

Posibilidades infinitas con el aluminio

Es imposible enumerar todos los usos del aluminio en nuestro día a día. Edificios, barcos, aviones y coches, electrodomésticos, envasado, ordenadores, teléfonos móviles, contenedores de alimentos y bebidas: todos ellos se benefician de las propiedades superiores del aluminio en lo que respecta a diseño, sostenibilidad, peso ligero y fuerza. Pero hay algo indudable: Seremos la opción líder en lo que respecta a desarrollar soluciones innovadoras y métodos de producción aún mejores.

Edificios

Los edificios generan el 40% de la demanda energética del mundo, por lo cual presentan un gran potencial de ahorro energético. El uso de aluminio como material de construcción es un medio importante para construir edificios que no solo ahorran energía, sino que incluso la producen.

Transporte

El transporte es otra fuente de consumo de energía, y los aviones, los trenes, los barcos y los coches requieren cerca del 20% de la demanda energética del mundo. Un factor clave del uso de energía de un vehículo es su peso. Comparado con el acero, el aluminio reduce el peso en un 40% sin que ello afecte a su fuerza

Envasado

Cerca del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero procede de la producción de alimentos. A ello hay que añadir que se calcula que un tercio de los alimentos de Europa se desperdician, con lo cual queda claro que la conservación eficaz de alimentos y bebidas, como la que ofrece el aluminio, desempeña un papel importante en la creación de un mundo más viable.

Como se puede ver, no hay duda que el aluminio es, con sus usos casi ilimitados, el material del futuro.