Skip to content

Clima

Nuestro objetivo es reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en un 30 por ciento para 2030. A través de un abastecimiento más ecológico y una producción más ecológica, también pretendemos ayudar a nuestros clientes a reducir sus emisiones mediante productos más ecológicos.

dry soil with shadow of a person

Actualmente, el aluminio está experimentando la demanda de mayor crecimiento entre los metales en el mundo. Las principales razones son su bajo peso y resistencia. Específicamente, la demanda está impulsada por un sector del transporte que necesita mejorar la eficiencia del combustible y reducir el uso de energía a través de automóviles, trenes y camiones más livianos. Además, el aluminio es clave para los edificios de energía cero, las aplicaciones solares y los envases que conservan los alimentos y requieren menos energía para transportar.

La innovación y el desarrollo tecnológico son los facilitadores clave de los procesos libres de CO2, y nuestra ambición en el futuro es reducir nuestras propias emisiones en un 10 por ciento en 2025 y en un 30 por ciento en 2030. Los principales impulsores para lograrlo son:

  • Un mix energético más verde en Alunorte
  • I + D para tecnologías bajas o nulas en carbono hacia 2050, explorando diferentes caminos como la captura y almacenamiento de carbono, ánodos de biomasa y procesos libres de carbono.

De cara al 2020, nuestra ambición es alcanzar la neutralidad de carbono, definida como un equilibrio entre las emisiones que generamos y las emisiones que se ahorran durante el uso de nuestros productos. Esto significa que si queremos aumentar la producción para satisfacer la mayor demanda, debemos implementar medidas compensatorias para alcanzar la neutralidad de carbono. Para asegurarnos de que impulsamos activamente las decisiones que nos mantienen en el camino hacia la neutralidad de carbono, tenemos en cuenta los impactos climáticos en todas las decisiones estratégicas para nuevas inversiones o desarrollos.

Desde el lanzamiento de nuestra estrategia 2020 en 2013, hemos tomado varias decisiones para impulsar a la empresa en la dirección correcta:

  • Hemos construido una planta piloto en Karmøy, Noruega, con la tecnología de fundición de aluminio con mayor eficiencia energética del mundo.
  • Hemos aumentado la producción en nuestras plantas noruegas en Husnes y Sunndal, que han elevado nuestra participación de metal producido en energía hidroeléctrica limpia a más del 70%.
  • En 2014, aumentamos nuestra propia producción de energía hidroeléctrica en un 6%, lo que la eleva a 10 TWh anuales.
  • Una línea de chapa para automóviles en Alemania y la implementación de una nueva tecnología de fundición en Noruega nos permiten satisfacer las demandas de la industria automotriz.
  • Nuestra línea de reciclaje de latas en la planta de Neuss en Alemania ha duplicado la capacidad de reciclaje anual de la planta de 50.000 toneladas a más de 100.000 toneladas.

Recommended for you