Skip to content
Scrap ready for recycling

¿Qué hay que saber sobre el reciclaje para evitar el "greenwashing"?

Lo fantástico del aluminio es que se puede reciclar una y otra vez, pero ¿conoces la diferencia entre el reciclaje de chatarra preconsumo y postconsumo? Conoce a Erik Vatne, Chief Technology Officer en Hydro, quien puede enseñarnos en qué debemos fijarnos cuando se habla de la sostenibilidad de los productos reciclados.

Para garantizar la transición a una economía circular, necesitamos crear productos de alta calidad que puedan reciclarse al final de su vida útil.

La mayoría de nosotros conocemos el concepto de reciclaje: devolver algo al ciclo de vida. Sin embargo, hay algunas cosas que debes saber sobre el reciclaje para poder hacer las preguntas correctas a los productores que promocionan un producto como sostenible a través del reciclaje.

La importancia entre la chatarra preconsumo y postconsumo

Cuando se fabrica aluminio a partir de metal reciclado, solo se necesita el 5% de la energía utilizada al producir el aluminio primario. Es por eso que nos gusta animar a que los productos en desuso se reciclen y se conviertan en algo nuevo.

hev_240.jpg

En primer lugar, es importante comprender si un producto está fabricado con lo que llamamos aluminio reciclado postconsumo o preconsumo. En Hydro consideramos la chatarra reciclada postconsumo como el reciclaje real, ya que brinda todos los beneficios de ahorrar emisiones de CO2. Hans Erik explica por qué.

“El verdadero reciclaje sucede realmente cuando un producto ha cumplido su misión, ha sido desechado, recolectado y refundido, y luego reutilizado para un nuevo producto”, dice Hans Erik.

“Sucede algo parecido con el desperdicio de alimentos. Debemos hacer todo lo posible para evitar el desperdicio de alimentos comprando de manera más inteligente, comiendo lo que necesitamos y cocinando con menos desperdicio. Los alimentos que no podemos utilizar deben aprovecharse para ser compostados, utilizados como biocombustible o alimento para animales. Sin embargo, debemos esforzarnos en reducir el desperdicio en primer lugar, ya que no es sostenible producir carne de vacuno y maíz para crear biocombustible”.

Lo mismo ocurre con el aluminio, explica. “La chatarra preconsumo es chatarra de proceso o desperdicio de producción. Cuando producimos productos, a menudo queda material sobrante o de desecho. Este es el aluminio que nunca terminó como producto. También es importante reutilizar esta chatarra, pero tanto si hablamos de una empresa textil o de un productor de aluminio, debemos planificar la producción para producir la menor cantidad de residuos posible”, dice Hans Erik.

Por eso decimos que es estupendo hacer uso de los residuos de producción, pero no se puede afirmar que sea un material más ecológico con una huella de CO2 reducida. La única reducción de CO2 se produce cuando el material de un producto final se reutiliza como material para fabricar un nuevo producto, en lugar de utilizar aluminio primario. De esta manera, el material completa el ciclo, en vez de agregar más material al ciclo.

Así que, cuando alguien dice que su producto está hecho de materiales reciclados, debemos asegurarnos de saber hacer las preguntas correctas.

¿Por qué no reciclamos más?

Los productos reciclados son el objetivo, pero se requiere algo de trabajo para garantizar que podamos crear productos de calidad a partir de aluminio usado refundido.

Una propiedad única del aluminio es que al fundir y dar forma a un nuevo producto, este tiene las mismas características y calidad que el aluminio primario. Pero para llegar a ello, se necesita la competencia, la tecnología y la chatarra de alta calidad adecuadas.

“El desafío al reciclar aluminio es que tenemos una gama muy amplia de aleaciones diferentes y, al volver a fundir, necesitamos separar las diferentes aleaciones para obtener la calidad adecuada”, dice.

Cómo los consumidores y las autoridades pueden contribuir a incrementar el reciclaje

Hans Erik dice que los esfuerzos de la industria y los consumidores son muy importantes para poder aumentar la cantidad de aluminio reciclado en la producción.

"Esto depende de lo bien que los consumidores clasifiquen los productos al final de su vida útil, la selección de los desperdicios y el trabajo realizado por los recolectores y distribuidores de chatarra, además de la clasificación de la chatarra postconsumo que hacemos nosotros mismos con tecnología de clasificación avanzada".

La clasificación de la chatarra es lo que hace que sea más difícil y, a veces, más costoso producir aluminio a partir de la chatarra postconsumo.

La revolución real del reciclado sucede con la chatarra postconsumo

No es fácil obtener chatarra postconsumo de alta calidad, pero Hans Erik y su equipo en Hydro siguen apostando por nuevas y mejores soluciones.

“Diría que es una batalla por la mejor chatarra, realmente. Cuando ves la creciente demanda de aluminio en el mundo, alrededor del 30% de la demanda mundial se puede cubrir utilizando chatarra postconsumo. No tenemos acceso a más chatarra que eso. Por eso también necesitamos el metal primario ”, dice.

“Siempre tendremos chatarras de proceso, pero eso está bajo control y con una química conocida. Lo más importante es que podemos facilitar la reutilización del aluminio que ya ha vivido su vida como producto. Ahí es donde ocurre la verdadera revolución del reciclaje. Este es el aluminio reciclado que deberías solicitar ".

Recommended for you