Skip to content

Reciclaje de aluminio

Reciclamos aluminio en todo el mundo, creando una base para la economía circular.

crane moving bales of crushed aluminium cans

Nuestro objetivo es potenciar una economía más circular a través de nuestras instalaciones de reciclaje, donde clasificamos y volvemos a fundir el aluminio post-consumo y pre-consumo.

Actualmente, más de la mitad del aluminio que utilizamos en nuestra producción se recicla.

Busca la etiqueta ASI

Hydro se toma la sostenibilidad en serio. Estamos certificando plantas en todas las partes de nuestra cadena de valor bajo la Aluminium Stewardship Aluminium (ASI), lo que significa que puedes confiar en que te guiaremos hacia los materiales y soluciones más sostenibles de la industria.ASI_logo_colour-01.png

El banco de energía

El aluminio es como un banco de energía. Una vez que se produce, se puede reutilizar infinitamente y la reutilización de la chatarra de aluminio postconsumo tiene una huella de carbono muy pequeña.

La chatarra postconsumo ya ha tenido una “vida”, tal vez en el marco de una ventana o en una lata, y ahora se ha reciclado para convertirla en algo nuevo. La chatarra preconsumo suele ser chatarra que proviene del proceso de producción y no se ha utilizado. Los productos de aluminio más eficientes en CO2 son los elaborados a partir de chatarra postconsumo.

Una extrusión de aluminio tiene una antigüedad promedio de 15 a 20 años cuando se desecha. Después del reciclaje, este aluminio tiene una segunda vida. Pero el proceso de refundición solo agrega el 5% de la energía inicial utilizada para producir el aluminio primario. El aluminio no pierde ninguna de sus propiedades durante el proceso de reciclaje.

El reciclaje de 1 tonelada de aluminio ahorra 6 toneladas de bauxita y 9 toneladas de emisiones de CO2. A nivel mundial, el reciclaje de aluminio ahorra más de 100 millones de toneladas de CO2 cada año ”.

Aprende a diseñar para reciclar

¿Cómo puedes tú, como diseñador industrial, arquitecto o ingeniero, diseñar y fabricar para una economía circular? Aquí hay tres puntos que vale la pena considerar:

La primera es elegir un material sostenible que se pueda reciclar cuando el producto ya no se utilice. El aluminio, por ejemplo, es un material sostenible porque se puede reciclar y reutilizar. No pierde sus propiedades después del reciclaje y el proceso de refusión puede ahorrar el consumo de energía hasta en un 95 por ciento.

 

El segundo punto es la unión. Necesitas conocer cómo unir los materiales, porque el método de unión que elijas marcará la diferencia. ¿Por qué?

  • No es necesario separar materiales similares, lo que mejora la tasa de reciclaje
  • En combinaciones de materiales mixtos, las mejores técnicas de unión permiten un desmontaje y separación sencillos y prácticos antes del reciclaje. Estos pueden ser sujetadores mecánicos, incluidos pernos, tornillos, uniones de encaje a presión y de enclavamiento.

El último punto que debe considerar es la reparación y reutilización del producto. ¿Se puede reparar? ¿Por quién? ¿Se puede volver a utilizar el producto o sus materiales?

Afortunadamente, estamos viendo más productos que son diseñados por empresas de fabricación y diseñadores industriales para una fácil reparación y/o fácil reutilización.

Podcast:

El reciclaje comienza en la mesa de dibujo

El mayor desafío de la producción moderna es la sostenibilidad.

Demasiados productos no se pueden reciclar debido a la forma en que se producen. Es imposible desarmarlos o demasiado caro. Necesitamos producir cosas que vivan más tiempo, que se puedan reciclar o reutilizar.

Comprender las propiedades de los materiales (incluida la huella ambiental) y los procesos de fabricación ayudará a crear productos sostenibles, teniendo en cuenta el reciclaje o la reutilización.